Los cálculos renales son depósitos duros que se forman en los riñones. Los cálculos tienen que viajar a través del tracto urinario para salir del cuerpo, lo que se conoce como la eliminación de los cálculos renales, algo que puede resultar bastante doloroso.

Los cálculos renales se producen cuando los minerales y las sales, más comúnmente el oxalato de calcio, se cristalizan en los riñones y crean depósitos duros. Aunque se forman en los riñones, los cálculos renales pueden afectar cualquier parte del tracto urinario.

Los cálculos renales también se denominan piedras o urolitiasis.

Se considera a la deshidratación como un factor importante que contribuye al desarrollo de cálculos renales.

Cuando el cuerpo está deshidratado, el líquido se mueve más lentamente a través de los riñones, lo que aumenta las posibilidades de que los compuestos de sales y minerales entren en contacto directo y se peguen entre sí.

Se pueden formar pequeños cálculos y eliminarlos solos sin causar ningún síntoma. Sin embargo, la mayoría de los cálculos medianos o grandes son extremadamente dolorosos y requieren atención médica.

REMEDIOS CASEROS PARA SACAR LAS PIEDRAS DE LOS RIÑONES

1. Agua

Beber agua es una de las maneras más fáciles de prevenir y tratar los cálculos renales. La mayoría de las autoridades de salud recomiendan beber 64 onzas (oz) u ocho vasos de agua por día.

Beber 12 vasos por día puede ayudar a facilitar la eliminación o retardar el crecimiento de depósitos en los riñones.

2. Jugo/Zumo de limón

Los limones contienen citrato, un compuesto que ayuda a descomponer los depósitos de calcio y retardar su crecimiento. Dos vasos de 5 onzas (0.15L), el primero con el estómago vacío a primera hora de la mañana y otro unas pocas horas antes de la cena, pueden ayudar a deshacer los cálculos más pequeños.

Es importante examinar las etiquetas detenidamente al comprar zumos. Muchos productos etiquetados como jugo/zumo de limón contienen pequeñas cantidades de extracto de limón puro y altas cantidades de edulcorantes, lo que puede incrementar el riesgo de sufrir cálculos renales.

Comprar el extracto puro en línea o limones frescos y exprimirlos en casa es la manera más fácil de obtener jugo/zumo de limón sin diluir.

3. Albahaca

La albahaca contiene compuestos conocidos por ayudar a estabilizar los niveles de ácido úrico, lo que dificulta la formación de cálculos renales. Además, contiene ácido acético, un químico conocido por ayudar a disolver los cálculos.

Una cucharadita de extracto de albahaca o jugo/zumo puro al día puede ayudar a prevenir y tratar los cálculos renales.

4. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana también contiene ácido cítrico que puede ayudar a disolver los depósitos de calcio.

Dos cucharadas de vinagre de manzana puro mezclado con 8 onzas (0.24L) de agua pueden reducir los síntomas de los cálculos renales y prevenir su desarrollo. Esta mezcla se puede beber varias veces al día y puede ser más efectiva cuando se consume antes de las comidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *